• STAFF

Columna en El Nuevo Día

Actualizado: 22 may 2021

https://www.elnuevodia.com/opinion/punto-de-vista/se-llama-sora/ domingo, 9 de mayo de 2021Se llama Sora: relato de la madre de una hija trans

Como productora de televisión siempre he sido seguidora de todas las producciones que estrenan en la pantalla, series, “reality shows”; en fin, es parte de mi vida y mi trabajo. Hace un tiempo uno de esos shows captó mi atención. Se llamaba “Transparent” y estaba inspirado en la vida de un grupo de mujeres trans. Ese programa se convirtió en mi obsesión y es que, sin saberlo, la vida me estaba preparando para una de las más importantes experiencias como madre. Ya en ese tiempo mi hijo me había confirmado que era gay, cuando por mi instinto de madre le pregunté. El mismo instinto de madre me habló otra vez cuando comenzó con su proceso hacia la transición de hombre a mujer. Yo le pregunté y me lo confirmó. Las madres siempre sabemos. Sin embargo, a esa realidad, en ese momento, yo no me quería enfrentar. Él era mi bebé, mi compañero, mi amigo, el hijo con el que más afinidad tenía. Así dimos inicio a este proceso tan importante en su vida, como siempre, unidos. Pero jamás imaginé lo que podría encontrar: la disforia, un sentimiento que va consumiendo, porque no puedes ser quien eres viviendo en un cuerpo que no es el tuyo. Verlos en ese dolor es algo que ninguna madre quiere para su hijo o hija trans. Ver a ese ser que amas, que pariste y criaste viviendo una vida miserable e injusta elimina cualquier creencia, acondicionamiento o pensamiento generacional. Mueve los pilares de la religión que tengas o el adoctrinamiento espiritual. Un día, mientras cenábamos, le pregunté para cuándo iba a comenzar su transición. Mi corazón de madre sabía que ese era el único camino a su felicidad. Mirándome con sus hermosos ojos me dijo “ya comencé con las hormonas”. Ufff, sentí un dolor profundo en el pecho y cierto sentimiento de impotencia de no poder protegerla de ese mundo tan complejo y difícil que le esperaba. Protegerla del peligro, del odio, de la burla, de la transfobia. Han pasado tres años desde ese día. En estos años enterré a un hijo y parí una hija. Se llama Sora. Me tocó aprender de inclusión, de identidad, de la inequidad social. Me ha tocado ver la violencia y la vulnerabilidad con la que viven la comunidad trans y no binaria. Aprendí a defenderla de frente y a sus espaldas, a luchar por sus derechos y a ser una voz en su defensa de su comunidad. Nunca siento que es suficiente. Ella ha tenido mucha paciencia conmigo. Ha sabido entender mis procesos como yo los suyos. El día que me dijo, “mami, mi nombre será Sora en tu honor” (antes tenía el de su papá) mi corazón se llenó de alegría. Hoy Sora es una voz fuerte, poderosa y empoderada que defiende sus posiciones desde la colectiva transfeminista “Espicy Nipples”. La he visto llevando suministros, repartiendo condones, haciendo compras, compartiendo su dinero. Buscando apartamentos o sillas de ruedas para otras mujeres trans en necesidad. Ha hecho pruebas de HIV. Como consejera y amiga de sus amigas ha tenido que estar presente en momentos buenos, pero también en otros desgarradores. La vida de una mujer trans es muy dura.

Sora me enseñó a amar y admirar a ese niño que tuvo el coraje de enfrentarse a esta cruel sociedad y salir de su cascarón sin miedo. Vi florecer a una mujer espectacular dispuesta a ser quien quería ser, a pesar de cualquier circunstancia a la que se tuviera que enfrentar.

Mi corazón de madre me dio las herramientas para ser madre de una hija trans: el amor que me hizo comprenderla, respetarla, ayudarla, escucharla y hacerla parte de nuestra vida, como tiene que ser. Dicen que los hijos te escogen antes de nacer. Si es así, no sé qué hice para que ella me escogiera. Lo que sí quiero es que nunca se arrepienta de haberlo hecho. Sobre Espicy Nipples Colectiva transfeminista y medio informativo de la comunidad LGBTQ+, las personas afrodescendientes, mujeres, deambulantes, inmigrantes y pobres. Para donar a esta iniciativa o solicitar algún servicio mediático, puede ponerse en contacto con Espicy Nipples en brigadxcuir@gmail.com o al 787-457-4975.




42 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo